Archivo de la etiqueta: gens in rebus

El Obscurus

El Obscurus nació como una necesidad vinculada al Honor y la Responsabilidad de la Garra.

La Aquilenia es una sociedad que parte del Honor, de las virtudes de los guerreros, de la honestidad del combate. Pero no son tontos. Entienden que no todos sus enemigos (y se entiende como enemigo cualquiera que no sea Aquilenio y desee el bien de los aquilenios) siguen esas sendas de Honor. Y por ello surgió el Obscurus.

Un órgano secreto cuya organización intrena es un enigma. Solo lo conocen los miembros de esta rama que dejó en su momento el honor a un lado para poder actuar como debía por el bien de la civilización Aquilenia.

El Obscurus tiene legitimidad y competencias en todas las ramas y responde directamente ante el Triunviro o la Comisio In Rebus declarada por el Senator, que también tiene tres representantes que juran por sus vidas no revelar nada de lo que traten en su tiempo de supervisión.
Pero solo supervisan. El Obscurus tiene su propio órgano rector que, además, desarrolló una rama interna de investigación de corrupción de sus propios miembros, los Triarii-Obscurus, también conocidos como Statori.

El objeto del Obscurus

El Obscurus es una mezcla entre agencia de espionaje, policía militar y policía secreta senatorial sin llegar a ser política (es decir, solo se ocupan de los casos que afectan a la Civilización Aquilenia, la Garra, a nivel corrupción de mandos y a infiltrarse en otras civilizaciones para obtener datos de inteligencia, apoyada por otras organizaciones como la Oficina Gerioniana en su vertiente de inteligencia, los llamados Xenofrumenter).

Por otro lado también tienen una agenda secreta que comparten solo con los tres observadores del Senator y cuyas vidas quedan afectadas por ello. Los observadores pueden llamar a consultas a los Triarii-Obscurus si observan que los planes están yendo demasiado lejos o son de una moralidad cuestionable en cuanto al objeto de lo que se está investigando o interviniendo.

En muchas ocasiones el Obscurus facilitan las acciones de los opositores de la civilización Aquilenia solo para encontar una situación más ventajosa y, entonces, dar un golpe de gracia que puede aniquilar de una sola ve a toda la organización o actores contrarios a Aquilenia.

Su lealtad está fuera de toda duda, y sus actos quedan siempre sellados en las Actas Obscura, que son destruidas periódicamente (o eso dicen).

Sus operativos son muchos, desde simples informantes (que jamás sabrán que están informando a agentes del Obscurus) a falsos agentes, agentes dobles, durmientes, terroristas aquilenios en territorio enemigo, saboteadores, foenikiam con patente de corso y mercaderes. Siempre personas capaces de recabar gran cantidad de información antes que operativos de acción. Para ello el Obscurus tiene a sus gens in rebus, agentes generales, y luego los operativos especiales, los “lictores obscurae rebus” conocidos en el propio Obscurus como Lictores Oscuros, que son los agentes dedicados a los asesinatos, sabotajes, envenenamientos, intromisión e irrupción en las redes y que están extremadamente bien preparados.